WANNA BE FREE

antes y despues



Llevo un par de días desmotivadilla, con el ánimo pelín bajete, cosas de tener que luchar a diario. Con cosas que me pasan por la cabeza que no debieran.

El otro día encontré estas fotos en un álbum (hasta hace unos años mi suegro usaba cámara de carrete) y flipé.

Así que aprovecharé para explicar un poco mis cambios a ver si así callo al bichejo de una vez.

MIS ETAPAS

1. 67kg. en el peso más alto de mi vida. Con medicación para una depresión de burro después de perder a media familia y pasar por dos ingresos de Edu y sentir el rechazo por parte de mi familia política

2. 53kg. mi peso “de siempre” kilo arriba kilo abajo. Marzo de 2014. Justo antes de empezar a vomitar en Mayo. Algo se cocía pero ahí estaba muy feliz en mi cuerpo.

3. Navidad de 2015. Consumida pero no en mi peso mínimo. Me veia gorda y me pesaba innumerables veces al día. Vomitaba 3-4 veces al día.

4. Navidad de 2016. Después de pasar una temporada “relativamente” recuperada sin vomitar. Máxima recaída tras viaje a Barcelona. Vomito 5-7 veces al día y me pesaba aún más veces al día y de madrugada

5. Yo hoy haciendo el gilipollas para mandarle una foto a uuna amiga.

Situación actual

Sigo sin gustarme y sin encontarme. Cuando empecé a vomitar NO lo hice porque no me gustara mi cuerpo, simplemente necesitaba controlar mi puta vida.
El bichejo se fue apoderando de mí y entre más consumida más gorda me sentía aún a veces razonando y sabiendo que no era así.

A pesar de pesos y demás historias, los momentos en los que me he sentido más enferma han sido cuando intenté salir de todo con el mundo fitness que me convirtió en todo lo contrario a lo que soy: controladora y obsesiva. Y cuando finalmente caí en picado y supe que necesitaba ayuda.

En conclusión cuando más enferma he estado ha sido cuando la parte psicológica se derrumbó. Quizás esté más enferma a día de hoy que cuando pesaba 42kg porque ahora soy consciente de ello y me pesa muchisimo no haber pedido ayuda antes, cuando tenía los momentos lúcidos.

Esta es la historia de una transformación de más a menos y a más.
Mi miedo… a cuanto más? Este bicho nunca deja de susurrar al oido.

@blankydav


PARA MÁS POST SOBRE ESTE TEMA – TCA: ANOREXIA

Cuentame qué te ha parecido!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.