ADIOS 2017, BINVENIDO 2018

planes año nuevo2017 se va, y toca hacer balance no? Eso dicen por todos lados.
Empezó como un año normal dentro de lo malo, lo recibí medio dormida: el insomnio, el no poder parar quieta y el estar como un esqueleto muerto de frío me hacían quedarme dormida nada más poner el culo en el sofá

Así transcurrió hasta Febrero donde un día SIN MÁS decidí que había que parar aquel infierno y guardé la báscula en el altillo.
Pedí cita y empecé a llevar mi alimentación y entrenos pautados con mucha ilusión y empeño.
Junio y Julio sueños cumplidos, conciertos de Guns n’ Roses y Aerosmith, algo dentro de mi ya no funciona igual… me siento rota y aunque lo vivo con ganas no es como yo quisiera.

En septiembre ingreso de mi marido en el hospital y si ya venía mal se remueven recuerdos del pasado; el agobio se apodera de mí, no me siento comprendida desde hace tiempo (ni por mi misma), la dieta y el entreno no funcionan por más que me esfuerce y más que ayudar me está matando las pocas fuerzas que me quedan
Tengo una recaída y se empiezan a abrir las grietas de mi alma
Un día SIN MÁS dejo de fumar

Fin de semana de crisis existencial en casa, creo que mi único de episodio de atracones hasta la fecha
Cambio de planes, cambio de vida, stop, viaje, nuevo tattoo, nuevo look, nueva ropa o vieja porque saco mis viejas camisetas del armario a ver si me vuelven sensaciones de antigua felicidad

Las grietas son cada vez más y más grandes y el dolor sale a borbotones…ya no se va a quedar dentro más!

Un día SIN MÁS decido que aquella es la última vez aunque tenga que aliviarme de otra manera.
Empiezo a hablar más claro de mis problemas y a mostrarlos al mundo… quizás eso me ayude no?
Recupero la ilusión de entrenar. Recupero la regularidad menstrual.
No recupero mi cuerpo, el sigue triste y asustado… no quiere más daño; no se ha enterado aún de que pienso cuidarlo todo lo que esté en mi mano.
La alegría tampoco aparece…me tropiezo y me levanto cada día y cada día me digo que no puedo más…pero no se que será que cada día sigo adelante, sin ganas y sin fuerzas pero sigo.

Así acabo mi año, en este punto…
Pero hay 3 cosas SIN MÁS que no pensé que no me acompañaran a dia 31 de Diciembre: la báscula, el tabaco y … la tercera me la quedo para mí todavía. Es pronto para decirlo en alto…

2017 no ha sido mi año precisamente.
Y como bien dije no tengo planes ni propósitos.
Lo de planificar ya lo dejo para otra vida que en esta me viene muuuy mal para mis obsesiones…
Mis dos únicos planes: conciento de Guns n Roses y concierto de Scorpions.

Esta vez, espero ser yo de nuevo y disfrutarlos a morir!

Para 2018…

Al 2018 le pido eso, tranquilidad de mente y espíritu. Que me deje reencontrarme con mi escencia interior y estar en paz con mi exterior, dejar de pagar conmigo las frustraciones que los demás han puesto sobre mis hombros y el dolor que han volcado sobre mí QUE NO ME CORRESPONDE

Siempre supe quien era y quiero volver a saberlo me lleve a quien me lleve por delante!
Y salud para los mios y para los que no son mios también!
Salud, mucha mucha salud que si no hay eso… no hay nada!

Gracias también a todos! A las charlas, al compartir experiencias, a los que se han preocupado por mi, a los que siempre me animan, a los tirones de orejas, gracias a todos por haber entrado en mi vida este 2017. Sin ustedes…probablemente la cosa hubiera sido peor…la comprensión menor y la soledad aún mayor.

Gracias chicos y feliz 2018!
Este va a ser nuestro año! Lo presiento!

@blankydav


PARA MÁS POST SOBRE ESTE TEMA – TCA: ANOREXIA

Cuentame qué te ha parecido!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.